El Ayuntamiento de Barcelona mejora la circulación de los autobuses interurbanos que circulan por la avenida Meridiana, en el distrito de Sant Andreu

El Ayuntamiento de Barcelona ha llevado a cabo una intervención en la avenida Meridiana para optimizar los recorridos de los autobuses interurbanos que tienen parada en la estación de la Sagrera-Meridiana, en el distrito de Sant Andreu, y minimizar las molestias que generan en el vecindario . La actuación ha consistido en habilitar un giro exclusivo para bus de 180º en la avenida Meridiana a la altura de la calle Espronceda, con el objetivo de reducir la longitud y el tiempo de recorrido de los autobuses interurbanos a la hora realizar el cambio de sentido para acceder a la estación de tren.

La medida forma parte de los compromisos adquiridos entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, la asociación de vecinos de la Sagrera y la asociación por la Promoción del Transporte Público (PTP) para reducir las externalidades negativas que comporta la presencia de autocares en este ámbito. Con la posibilidad de realizar este giro de 180º de manera directa desde la Avenida Meridiana, en sentido entrada a la ciudad, se consigue una mejora del servicio de transporte público y se evita prácticamente la totalidad de la circulación de los autobuses sin pasaje en los dos tramos de la calle de Sant Antoni Maria Claret y de la calle de Espronceda para realizar el cambio de sentido.

Hay que tener en cuenta que por la avenida Meridiana acceden a la ciudad las líneas de autobús que llegan por la C17, la C58 y la C33 y provienen mayoritariamente de municipios donde no hay ferrocarril (Riera de Caldes, Valle del Tenes, Sentmenat …) o bien de ciudades en las que la red ferroviaria no satisface correctamente la demanda. Estos servicios llegan hasta la estación de Fabra i Puig, la de La Sagrera-Meridiana y en menor medida hasta el centro de la ciudad.

En este marco, el intercambiador de La Sagrera-Meridiana, el mayor del norte de la ciudad, concentra las paradas de bus urbano e interurbano, de metro y de Cercanías. Los autobuses que acceden a la ciudad por la avenida Meridiana desencochan el pasaje en la banda derecha de la vía antes de cruzar la calle de Felip II, y después circulan en vacío para realizar el cambio de sentido. Una vez que han cambiado el sentido, recogen el nuevo pasaje ya orientados hacia la salida de la ciudad. Hasta ahora el cambio de sentido en vacío se hacía desplazándose por las calles del entorno (principalmente Sant Antoni Maria Claret y Espronceda), generando molestias en los entornos por los itinerarios por el barrio.

Para resolverlo, el Gobierno Municipal ha implantado esta medida, dando respuesta a una de las demandas expresadas por los vecinos. En paralelo, se seguirá trabajando con la Generalitat de Catalunya para reconfigurar los itinerarios de las líneas con el objetivo de minimizar su impacto en este ámbito de la ciudad.

La actuación se enmarca en la reurbanización del tramo de la avenida Meridiana entre la mitad del ámbito Navas de Tolosa-Josep Estivill y la calle de Felip II. El Ayuntamiento está ultimando las obras en esta zona y terminarán en los próximos días. Con este nuevo tramo renovado, pues, se dará un paso adelante en la transformación de la avenida en un eje cívico de referencia por la ciudad, más amable y con más espacio para el peatón y la movilidad sostenible.

Share:

Author: BCN Mag