En MNAC – Exposición El espejo perdido. Judíos y conversos en la Edad Media – Al 26 Mayo 

Toda imagen creada es un espejo que refleja unas formas de ver. Miremos el mundo ya los demás en relación a nosotros mismos, a través de nuestra mentalidad y actitud. Mediante una amplia selección de obras, esta exposición recupera un espejo medieval: el retrato de los judíos y los conversos concebido por los cristianos en España entre 1285 y 1492.

Durante esta época, las imágenes desempeñaron un papel fundamental en la compleja relación entre estos tres colectivos. Si, por un lado, fueron un importante medio de transferencia de ritos y modelos artísticos entre cristianos y judíos, al tiempo que propiciaron un espacio de colaboración entre artistas de ambas comunidades, por otro, como sombrío reverso, contribuyeron a difundir el creciente antijudaísmo que anidaba en la sociedad cristiana. En este terreno, la estigmatización visual de los judíos fue un fiel reflejo del espejo cristiano, de sus creencias y ansiedades, y con ello un poderoso instrumento de afirmación identitaria. Tras la masiva conversión de judíos al cristianismo a consecuencia de los pogromos de 1391, las imágenes de culto se situaron en el centro de la polémica, convirtiéndose en la prueba para afirmar la sinceridad de los nuevos cristianos o, por el contrario, por a acusarles de judaizar. 

La extensión de estas infundadas sospechas de herejía judaizante se encuentra en la base de la fundación de la Inquisición española en 1478. Consciente del poder de las imágenes, la nueva institución hizo un uso intensivo de éstas, ya fuera para diseñar poderosas escenografías o para definir fórmulas de identificación visual de los conversos. Las imágenes de esta exposición nos recuerdan que, aunque la diferencia existe, la alteridad se construye.

Los frontales de Vallbona de les Monges, la Fuente de la Vida de los talleres de Van Eyck o los retablos que elaboró Pedro Berruguete para Santo Tomás de Ávila, entre muchas otras obras maestras, se podrán ver al lado de las Cantigas de Alfonso X el Sabio (Patrimonio Nacional), la Golden Haggadah (British Library) o el Fortalitium Fidei (Bibliothèque Nationale de France).

La exposición reúne, además, una relevante selección de obras procedentes de cerca de treinta iglesias, museos, bibliotecas, archivos y colecciones particulares.

Del 23 de febrero al 26 de mayo de 2024

Precio: 6 €

En el Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona

Más Información – Enlace

Share:

Author: BCN Mag