El Gobierno aprueba el Plan de acción para combatir la presión estética

El Gobierno ha aprobado el Plan de acción para combatir la presión estética 2023-2026 a propuesta del Departamento de Igualdad y Feminismos e impulsado por el Instituto Catalán de las Mujeres. Se trata de un Plan sin precedentes en el ámbito internacional que ataca tanto las causas como las consecuencias de la presión estética y cuenta con un presupuesto de partida de 10,6 millones de euros. El objetivo general del Plan es dar una respuesta coordinada y transversal a esta forma de violencia simbólica contra las mujeres que impacta sobre la autoestima y la salud, tanto física como mental. Por eso establece unas setenta acciones en ámbitos como la moda, la alimentación, el consumo, el audiovisual, el deporte, el mundo laboral, la educación y la salud.

El Plan de acción para combatir la presión estética aprobado hoy por el Govern es el resultado de un trabajo conjunto con diversas entidades y activistas vinculadas a la lucha contra la presión estética y los diferentes departamentos de la Generalitat.

Buenas prácticas en el sector de la moda

El Plan incluye diversas medidas dirigidas a impulsar buenas prácticas y fortalecer los derechos de los consumidores en el sector de la moda. Se impulsará un gran acuerdo de país con las principales marcas de moda para fomentar la neutralidad corporal, es decir, la aceptación del propio cuerpo tal y como es sin valoraciones estéticas positivas ni negativas, así como asegurar la disponibilidad, en todos los establecimientos físicos, de tallas adecuadas para todos los cuerpos.

El plan también prevé nuevas obligaciones para las grandes empresas de venta de ropa en Cataluña, tales como que tengan una oferta de tallas más amplia, así como la obligación de informar de la equivalencia de su sistema de organización de tallas con los tamaños corporales. Estas obligaciones se han incorporado en el anteproyecto de modificación del Código de Consumo, que actualmente está en fase de tramitación.

Más diversidad corporal en el audiovisual y la publicidad

Los cánones de belleza que promueven la industria audiovisual, la publicidad y las redes sociales a menudo fomentan un peso, edad y físico que no reflejan la pluralidad de los cuerpos y la diversidad del aspecto físico. Para evitarlo, el Plan prevé impulsar un acuerdo con los medios de comunicación, anunciantes y otros agentes implicados en la actividad publicitaria para adoptar criterios para una publicidad igualitaria e identificar el uso de imágenes o partes del cuerpo que hayan sido manipuladas o retocadas. También se elaborará un código de buenas prácticas para promover la diversidad corporal con el objetivo de eliminar las representaciones estereotipadas.

Por otra parte, prevé la incorporación de la diversidad corporal en la programación de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales y otros operadores públicos y privados. Se promoverá la difusión de contenidos digitales hechos por jóvenes creadores y creadoras contra la presión estética y la inclusión en la programación del canal SX3 de 3Cat de referentes con diversidad corporal y de contenidos sensibilizadores sobre la presión estética y sus impactos en la infancia y #39;adolescencia.

El Plan incluye, además, diversas medidas dirigidas a concienciar a la sociedad para modificar el imaginario que normaliza la presión estética, a fin de identificarla como una violencia machista simbólica y avanzar hacia su erradicación. El Govern impulsará campañas y acciones comunicativas institucionales. Asimismo, se aprobará un acuerdo del Gobierno para incluir la diversidad de cuerpos en las campañas de publicidad institucional.

Mejor acceso y atención a los trastornos de la conducta alimenticia

La presión estética afecta a la autoestima y puede provocar problemas de salud, tanto física como mental. Un ejemplo de ello son los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) y la obsesión por el control del peso, que pueden derivar en enfermedades como la anorexia o la bulimia, o la búsqueda de un cuerpo ideal mediante dietas hechas sin consejo ni supervisión de profesionales o de intervenciones quirúrgicas que pueden poner en riesgo la propia vida. En este sentido, si bien los TCA son siempre multicausales, la presión estética contribuye de una forma decisiva a la insatisfacción corporal, que puede actuar como detonante de estos trastornos. Es por ello que el Plan prevé el despliegue del Plan de choque para mejorar la accesibilidad y la atención a los trastornos de la conducta alimentaria, que integra actuaciones en la atención primaria de salud y atención a los servicios de salud mental, además de la actualización de la Guía para familias de personas afectadas por un TCA. Además se crearán consultorías para adolescentes y jóvenes a través de la web adolescents.cat sobre alimentación e imagen corporal.

Por otra parte, se impulsará la investigación en este ámbito y se elaborarán encuestas dirigidas especialmente a la infancia y la adolescencia para conocer el impacto de la presión estética en la salud mental y en la satisfacción con la vida en estas franjas de edad.

Evitar la discriminación por la apariencia física en los ámbitos laboral y deportivo

La presión estética tiene lugar también en el mundo laboral, especialmente en las profesiones que implican una interacción directa con el público. Por eso el Plan prevé la elaboración de recomendaciones de regulación de uniformes que eviten la presión estética y respeten la diversidad de cuerpos dirigidas al tejido empresarial y al Consejo de Relaciones Laborales.

Una realidad que también se da en el mundo del deporte, donde todavía hay indumentarias que sexualizan a las mujeres y que refuerzan el ideal de un cuerpo determinado que, en ningún caso, tiene relación directa con las habilidades para la práctica deportiva. Así pues, se harán recomendaciones dirigidas a entidades deportivas y otros agentes del sector para sensibilizar ante las causas provocadas por la presión estética y está prevista la realización de un estudio de reglamentaciones y normativas federativas que afectan a la imagen corporal, como la vestimenta y la imagen, a través de la Unión de Federaciones Deportivas de Cataluña (UFEC).

Formación de profesionales para la prevención de la presión estética

Para prevenir la presión estética y promover la neutralidad corporal, es clave el trabajo en alianza con profesionales de referencia de diversos ámbitos. En este sentido, el plan hace hincapié en la formación dirigida a docentes, profesionales de la educación en el ocio, profesionales de los centros deportivos públicos, asociaciones de familias de alumnos (AFA), profesionales de el ámbito de la salud, especialmente orientada a combatir la grasofobia, y profesionales de la dermofarmacia en relación con productos dermatológicos y en el ámbito de afecciones de piel en pieles racializadas. También se formarán profesionales de los Servicios de Atención e Información a las Mujeres (SIAD) y los Servicios de Atención Integral LGBTI+ (SAIs) y profesionales de la Agencia Catalana del Consumo.

Además, el Plan de acción para combatir la presión estética prevé desplegar diversas medidas en el ámbito educativo, como la inclusión de contenidos relativos a la presión estética y la neutralidad corporal en el currículo educativo, en los currículos de grados universitarios y formación profesional vinculados a la intervención con niños, adolescentes y jóvenes y en el currículum educativo de INEF. Además, se revisará el currículo de educación física en la educación obligatoria para incorporar la diversidad de cuerpos y la neutralidad corporal.

Ya se han llevado a cabo las primeras acciones de Plan de acción para combatir la presión estética

Algunas de las acciones previstas en el Plan ya se han llevado a cabo, como el primer desfile de moda inclusivo que se hizo en el Estado durante la 080 Barcelona Fashion el pasado mes de mayo.

En cuanto a la formación de los diversos equipos profesionales, el Instituto Catalán de las Mujeres ya ha celebrado formaciones en Tortosa, Tarragona, Lleida, Barcelona y Girona en torno a la presión estética destinadas a profesionales de los Servicios de Información y Atención (SIAD ). Está previsto continuar con estas formaciones durante el 2024. También se ha llevado a cabo una formación en perspectiva de género en el conjunto de profesionales del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda de Cataluña y de la Agencia Catalana del Consumo.

En el ámbito de la sensibilización, y con el objetivo de modificar un imaginario social que normaliza la presión estética, el Departamento de Igualdad y Feminismos, en colaboración con Radio Primavera Sound, organizó a principios de diciembre una jornada de podcasts para combatir la presión estética. Más de 8 horas de reflexión en directo y abierta al público para cuestionar el tiempo, la energía y los recursos que la presión estética nos empuja a invertir persiguiendo cánones inalcanzables.

Share:

Author: BCN Mag