Se destina 4,7 millones de euros a la creación de las Oficinas Empresariales y Colegiales de impulso a la transición energética

El Consejo Ejecutivo ha aprobado destinar 4,7 millones de euros para dotar a una línea de ayudas para la creación de las Oficinas Empresariales y Colegiales de impulso a la transición energética. Estas subvenciones, que gestionará el Instituto Catalán de Energía (ICAEN), tienen como finalidad apoyar a las entidades empresariales y colegiales para impulsar actuaciones de generación renovable y de eficiencia energética en el ámbito de las empresas de Cataluña , especialmente pequeñas y medianas, y también para fomentar su participación en proyectos de constitución y desarrollo de comunidades energéticas.

Estas oficinas, que estarán distribuidas en todo el territorio, tendrán como funciones el acompañamiento integral a proyectos de generación renovable o de almacenamiento de energía a partir de fuentes renovables, a los proyectos de eficiencia energética y también a los de movilidad eléctrica, y el apoyo a la implicación y participación de las empresas en proyectos de comunidades de energía. También tendrán que promover la divulgación, comunicación y difusión de todas estas prácticas.

Los beneficiarios de la línea, que serán las entidades y agrupaciones empresariales, las cámaras de comercio de Cataluña y las corporaciones profesionales de derecho público (colegios profesionales y consejos de colegios profesionales), tendrán que presentar un programa de trabajo de dos años, y podrán optar a una ayuda máxima de 200.000 euros por oficina.

La creación de las Oficinas Empresariales y Colegiales de impulso a la transición energética pretende profundizar en la transición hacia un nuevo modelo energético más limpio, sostenible, democrático y participativo que vive Cataluña. La intención es incentivar la descentralización, a fin de que en todo el territorio existan unidades y equipos que puedan apoyar, tanto técnico como administrativo y de manera local, proyectos de transición energética.

En este sentido, el Gobierno ya impulsó la creación de la red de Oficinas Comarcales de Transición Energética, para que las entidades locales dispusieran de recursos y de conocimiento técnico para acompañar proyectos de transición energética y para canalizar la participación del territorio en elaboración del Plan Territorial sectorial para la implantación de energías renovables. Esta medida permitió la creación de 41 oficinas comarcales, insertadas en el seno de cada consejo comarcal del país. La actuación coordinada de estas dos redes debe contribuir a dinamizar proyectos y actuaciones para el impulso local de la transición energética de Cataluña.

Share:

Author: BCN Mag