Pirineos – Historia y patrimonio de Pont de Bar

El municipio del Pont de Bar, de 43 km2, se creó el año 1970 cuando se fusionaron los antiguos términos de Aristot (27,70 km2) y de Toloriu (15,30 km2). En 1970 el nuevo municipio adoptó el nombre oficial de Aristot y Toloriu, con el Puente de Bar, que ha acabado dando nombre al término. 

El término se encuentra en el extremo noreste de la comarca, en el límite con la Cerdanya. A levante confronta con Lles de Cerdanya y Montellà y Martinet. Al S limita con el término de Cava ya poniente lo hace con Arsèguel, el enclave del Vinyer de Bescaran (Anserall), Estamariu y Anserall. El límite físico se inicia en el N en el Turó Punco (2 493 m) y desciende hacia levante pasando por el collado de Queralt, el Pla de Leche (2 145 m), la roca de Farinoles (l 993 m), atraviesa la cabecera del torrente de Sant Joan, pasa el collado de Musser, el roe de 1′ Aga (l 363 m) y llega al margen derecho del Segre, que recorre en una parte hasta encontrar el río de Quer, que desagua por la izquierda al Segre. El límite remonta en parte el curso del río de Quer, formando un arco entre la sierra del Cogulló y la sierra de Cava. 

El termenal toma dirección NW hasta llegar nuevamente al Segre, en el lugar de los Baños de Sant Vicenç, y sigue el río hasta el barranco de Castellnou, atraviesa el torrente de 1’Inglada y llega hasta el Beneidor (l 681 m). El límite toma dirección N, pasa por el collado de Jou, la sierra de la Curna y la de Les Pinyes, y llega de nuevo al Turó Punco. El Segre divide al municipio en dos partes. A la derecha del río las vertientes son más pronunciadas y es donde se alcanzan las máximas altitudes del término. Este sector es drenado por el torrente de Sant Joan, el del Moll, que recibe en la cabecera las aguas del torrente del Fornàs, el torrente del Prat de Llançola, el de Renoval y el barranco de Castellnou, que recibe las aguas del río de Sorri y del torrente de la Coma. 

Todos estos barrancos desagüen por la derecha en el Segre. También nace en estas vertientes el torrente de la Inglada. Por la izquierda, el Segre recoge las aguas del torrente de l’Horto, el de los Ases y el de Barguja —los tres nacen en el término—, y el río de Quer. El municipio actual comprende los pueblos del Puente de Bar, Aristot, Toloriu, Bar, Almadraba de Carcolze, las caserías de Ardaix (6 h en 1991) y los Arenys (13 h en 1991), la aldea de los Baños de Sant Vicenç, las casas de Carcolze, Barguja y Soveix y otras masías esparcidas por todas partes. Por el valle del Segre, paralelo al río, pasa la carretera N-260, de la Seu d’Urgell a Puigcerdà,

Presentación del Muncipi

El término de Pont de Bar, situado en la parte norte oriental del Alt Urgell, está dentro de la subcomarca del Baridà. Se extiende a ambos lados de Segre, desde la colina Punçó, al norte, hasta la sierra del Cogulló, al sureste, y entre el llano de Sorri, a poniente, y la roca del Águila, a levante. Además del río Segre, por el municipio discurren varios torrentes, como los de Sant Joan, del Molí y de Barguja.

Historia (extraído de la Enciclopèdia Catalana)

El nuevo pueblo del Pont de Bar (36 h en 1991) fue inaugurado por el presidente de la Generalitat en julio de 1988. Este núcleo se levanta a medio kilómetro río abajo del pueblo viejo, en el lugar del Solar del Gripe. Las obras de urbanización del nuevo pueblo se iniciaron en junio de 1985.

Se han construido viviendas unifamiliares, una fonda, el ayuntamiento, la iglesia, una placa y una vaquería. El pueblo del Pont de Bar, que celebra la fiesta mayor el 24 de mayo, es el jefe del municipio actual (desde 1970). El viejo núcleo estaba situado en la acera izquierda del Segre, edificado entre el río y la carretera C-1313. El puente de Bar, que dio nombre al pueblo y fue construido por san Ermengol en el siglo XI, fue totalmente destruido con los aguaceros sufridos en noviembre de 1982. La parte baja del pueblo se arruinó también entonces, y quedó destruida la central eléctrica. Las aguas provocaron el desprendimiento de las tierras de la izquierda del Segre, y esto, sumado a la fuerza de la corriente del aguacero, ocasionó estas destrucciones. El puente de Bar, que dio nombre y origen al pueblo, ha sufrido a lo largo de su historia muchas vicisitudes. Fue construido en tiempos de san Ermengol, obispo de Urgell, que era hijo del vizconde Bernat I de Conflent. Precisamente el obispo encontró la muerte cuando, al inspeccionar las obras del puente, cayó al río y se ahogó. Huelga decir que su fama de santidad era muy extendida y que enseguida fue venerado como santo; hoy es el padrón principal de la diócesis de Urgell.

 El puente de Bar fue reconstruido en varias ocasiones. Durante la tercera guerra Carlista el puente fue volado (1874) y sustituyó por uno de madera, por donde sólo se podía pasar pagando un pontaje. En 1910 fue reconstruido el puente, de una sola arcada, magnífica, pero la construcción y el uso de la nueva carretera N-260, que atraviesa el Segre por otros lugares, libró el puente de su antiguo tráfico y lo dejó reducido a la comunicación con el vecindario o casería de la orilla opuesta. Se conserva la capilla de Sant Ermengol, patrón del pueblo, y en la pared de montaña de la solana hay unos bancales muy estrechos, cortados de una manera espectacular en la asa pendiente, donde antes se cultivaba el viñedo. librará el puente de su antiguo tráfico y lo dejó reducido a la comunicación con el vecindario o casería de la orilla opuesta. Se conserva la capilla de Sant Ermengol, patrón del pueblo, y en la pared de montaña de la solana hay unos bancales muy estrechos, cortados de una manera espectacular en la asa pendiente, donde antes se cultivaba el viñedo. librará el puente de su antiguo tráfico y lo dejó reducido a la comunicación con el vecindario o casería de la orilla opuesta. 

Se conserva la capilla de Sant Ermengol, patrón del pueblo, y en la pared de montaña de la solana hay unos bancales muy estrechos, cortados de una manera espectacular en la asa pendiente, donde antes se cultivaba el viñedo.

El románico

La iglesia de Sant Andreu de Aristot, de una nave cubierta con bóveda de cañón, está terminada en un ábside semicircular y tiene la puerta en arco de medio punto hecho con grandes dovelas de granito. San Juan de Sobeig, recientemente restaurada. También es de origen románico la iglesia de Sant Esteve de Bar. Dentro del término se encuentran las ruinas de Sant Martí de Cassanet y Santa Llogaia. La iglesia de Sant Gervasi de Castellnou de Carcolze es de estilo gótico y destaca la portalada de debajo del campanario. Foto/s pequeña/s y ampliada/s

Share:

Author: bcnmag2020