Sabadell señaliza por primera vez un tramo de su muralla medieval

Sabadell da un paso adelante en la recuperación de elementos patrimoniales con la señalización de un tramo de su muralla bajomedieval de los siglos XIV-XV. Se trata de un segmento de la muralla ubicado en el nuevo solar edificado en la Via Massagué y el Raval de Dins, frente a la iglesia de la Purísima Concepción. Es en este espacio público, que se abre este fin de semana, donde se ha restaurado y señalizado el tramo de la muralla que rodeaba el antiguo barrio del Raval.

Sabadell señaliza por primera vez un tramo de su muralla medieval

El objetivo de la señalización es la divulgación del conocimiento histórico del núcleo fundacional y de la riqueza patrimonial arqueológica de la ciudad. De hecho, en el vestíbulo de uno de los nuevos bloques que se han construido en este espacio, también se instalará una pequeña exposición permanente con una muestra de las terracotas que decoraban las fachadas y las azoteas de los antiguos casales derribados. Se trata de las producciones realizadas en el obrador de cerámica de L’Escaiola, conocido popularmente como Can Bolsós, ubicado durante el siglo XIX en la actual tienda Ventura.

La recuperación de estos elementos patrimoniales se ha realizado bajo la coordinación del Ayuntamiento de Sabadell, el Museo de Historia de Sabadell y la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Generalidad de Cataluña, y con la colaboración y el apoyo financiero del promotor Mañero Constructores.

Sabadello , la villa medieval amurallada

La muralla medieval de Sabadell data de los siglos XIV-XV y se documenta por primera vez en 1374, en un documental donde se cita que la villa está “…murallada é valleyada…”.

La villa medieval de Sabadello se forma entre los siglos XI-XIII en torno al antiguo mercado, que ocupaba la mitad norte del actual paseo de la Plaza Mayor, y la sagrera de la iglesia románica de Sant Salvador, que es la actual iglesia de San Félix. Este primer núcleo urbano, que se extendía hacia el norte hasta incluir el barrio del Raval, se fortificó y quedó rodeado por una muralla y foso defensivo entre los siglos XIV-XV. A lo largo de la época moderna, el sistema defensivo se fue abandonando hasta quedar inutilizado.

La intervención arqueológica del solar de la Vía Massagué ha permitido identificar los restos de la muralla, pero también otras estructuras significativas como los restos de un antiguo casal gótico de los siglos XIII-XIV, tres hornos de producción de vidrio del siglo XVI y un gran horno de barro de los siglos XVII-XVIII, entre otros.

Author: bcnmag2020