Guía «Nuevos aprendizajes, nuevos espacios» para responder a las nuevas metodologías de aprendizaje

El Departamento de Educación ha elaborado el documento Nuevos aprendizajes, nuevos espacios, una guía que por primera vez en 22 años cambia los criterios constructivos que hacen posible la transformación de los centros para responder a las nuevas metodologías de aprendizaje. Plantea así las bases para una nueva arquitectura escolar, un nuevo diseño de los centros educativos públicos que rompa con la rigidez y se abra a la polivalencia de los nuevos aprendizajes y pedagogías.

El documento incorpora orientaciones para dar respuesta a los retos de las escuelas e institutos en lo que respecta al diseño y transformación de sus espacios. Nuevos aprendizajes, nuevos espacios es un proyecto de largo recorrido que ha sido trabajado desde distintos ángulos y con la participación de varios sectores. Así, la iniciativa nace de un trabajo conjunto del Departamento de Educación, el Colegio de Arquitectos de Cataluña y la Fundació Jaume Bofill, que en 2019 organizaron una jornada de reflexión sobre la arquitectura y la educación con la participación de docentes, pedagogos y arquitectos.

La guía tiene como principales objetivos fomentar la participación de la comunidad educativa, impulsar la creatividad y que se convierta en una herramienta para pensar el futuro de los centros, tanto las nuevas construcciones como las futuras transformaciones. Debe permitir diseñar escuelas e institutos basados ​​en el proyecto educativo de cada centro, pero con la polivalencia para facilitar nuevas transformaciones pedagógicas en el futuro. Por eso se dirige a arquitectos, docentes, alumnos, administraciones ya la comunidad educativa en general.

Proceso participativo

El proceso de diseño y construcción de un centro debe basarse en su proyecto educativo y al mismo tiempo en la singularidad y especificidad de su entorno. Corresponde al Departamento de Educación dotar al centro de presupuesto y establecer su tipología, pero es fundamental promover la participación en el diseño del centro. La incorporación de diferentes agentes educativos -ya sea equipo directivo, docentes, alumnado, familias, ayuntamiento y arquitectos- es una oportunidad para incorporar nuevas miradas, para profundizar en la implicación educativa y para introducir fórmulas de trabajo cooperativo. Por eso no se construirá ni se ampliará ningún centro sin un proceso de participación previo.

En el caso de los ayuntamientos, cabe destacar la importancia de la implicación y participación en todo el proceso, ya que en diferentes pueblos y ciudades el centro abre en muchas ocasiones sus espacios a la ciudadanía más allá del horario escolar, como los patios o las bibliotecas. Y también comparte instalaciones municipales como polideportivos.

El proceso participativo se desarrollará en tres fases: la diagnosis y definición de espacios, el proyecto y construcción del centro; y la evaluación del espacio educativo. De esta forma, se quiere facilitar que los procesos de construcción y transformación de los centros respondan lo mejor posible al proyecto educativo, a las necesidades de todos los miembros de la comunidad escolar ya los representantes del entorno.

Actualmente se han iniciado 48 procesos participativos en diferentes centros de toda Cataluña con encargos de nuevos proyectos que responden a las reflexiones y debates de la comunidad educativa, teniendo en cuenta el marco normativo actual.

Espacios flexibles y polivalentes

La adaptación a las nuevas metodologías de aprendizaje es uno de los ejes de la transformación de los espacios de los centros educativos. Los espacios escolares deben ser flexibles y polivalentes, deben ser inclusivos, tener en cuenta la perspectiva de género y al mismo tiempo los aspectos técnicos como la iluminación, ventilación, temperatura, acústica y mobiliario, dado que cada uno incide de una forma u otra en el aprendizaje de los niños.

Entre las pautas generales que deben incluirse en el planteamiento de los edificios, destacan las siguientes:

  • Adaptación del edificio al solar y al entorno con materiales y soluciones adecuadas al sitio: suministros básicos, orientación del edificio, topografía, acceso y movilidad.
  • Previsión de futuras adecuaciones, modificaciones y ampliaciones.
  • Mantenimiento, limpieza y conservación.
  • Mínima complejidad en el diseño.
  • Racionalización de costes.
  • Fomento de la sostenibilidad de los edificios y de la salud de los usuarios.

Aparte de los aspectos a considerar en el diseño de los nuevos espacios, también se establecen en cuanto a la transformación de los centros ya existentes. El documento incluye orientaciones y reflexiones para guiar la transformación de varios espacios de escuelas e institutos, por ejemplo:

  • Bienvenida (Vestíbulo) : El espacio de bienvenida como lugar accesible, que facilite la recogida o entrega del alumnado más pequeño, que se integre con el resto de espacios y que sea visualmente comprensible.
  • Cocina : la utilización de la cocina por otros usos relacionados con el aprendizaje o la posibilidad de hacer una parte vidriada para facilitar la transparencia.
  • Deporte (Gimnasio) : planteamiento de otros usos y la relación con otros espacios del centro.
  • Nutrición (Comedor) : Espacio principal de aprendizaje destinado al mundo de la comida. Nutrición permitirá conocer lo que se come, cómo se prepara y por qué se come para que se convierta en un nuevo lugar de aprendizaje, con una utilización más completa.
  • Búsqueda (Biblioteca) : Destinado al acceso a la información y el conocimiento. Actualmente el acceso al conocimiento y el ejercicio de la lectura han pasado a ser más dinámicos y accesibles y, por ello, se quiere dotar de mayor contenido con una mayor flexibilización.
  • Relación (circulación y pasos) : estas zonas, que tradicionalmente son exclusivas como simples espacios de comunicación, adquieren ahora un nuevo rol con un uso ligado al aprendizaje.
  • Arena (Pista deportiva) : el marco normativo prevé un espacio susceptible de ser usado como pista deportiva, es decir, un espacio con las dimensiones para el deporte, si bien se puede simultanear con otros espacios exteriores y tener muchos más usos, y puede estar o no pavimentado.
  • Otros equipamientos exteriores como zonas de aparcamiento de bicicletas, huerto como espacio de aprendizaje o zonas de juego.

Author: bcnmag2020