BCN MAGAZINE

Noticias Clasificados e Información de Barcelona España

FINALMENTE, UNA ALTERNATIVA AL PLÁSTICO PARA ETIQUETAR LOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Irónicamente, las frutas y hortalizas ecológicas se suelen empaquetar y etiquetar con plástico. Pero estos envases innecesarios y adhesivos de plástico podrían ser sustituidos por una innovadora marca láser. ¿Lo conseguirá?

Tomates en contenedores de plástico, quesos y fiambres envasados en plástico, pepinos ecológicos retractilados: muchos residuos de plástico vienen a través de nuestro carros de la compra.

Pero no tiene por que ser así: la empresa holandesa Eosta “grabará” las etiquetas de frutas y hortalizas ecológicas directamente sobre los productos.

Según el reglamento de producción ecológica de la Unión Europea, los productos ecológicos tienen que ser etiquetados para que los clientes puedan distinguirlos de los productos convencionales, lo que supone una amarga ironía: los clientes que buscan ser más ecológicos comprando productos bio acaban obteniendo sus productos envueltos en plásticos adicionales.

Pero a través de la introducción de una marca láser, estos envases de plástico podrían desaparecer.

Estilo de vida moderno, más residuos

Con cada vez más gente que vive sola o en movimiento, cada vez hay más oferta de alimentos preparados o en porciones envasadas.

En Alemania, por ejemplo, la cantidad de envases que cada año acaban en la basura ha aumentado un 2%, hasta llegar a las 18,2 millones de toneladas, según la Agencia Federal de Medio Ambiente alemana.

Los hábitos de consumo están cambiando a medida que se modifican los estilos de vida, incluyendo, por ejemplo, el auge de las empresas de venta electrónica y la tendencia actual de la venta de alimentos y bebidas para llevar.

Pero incluso en los supermercados, la cantidad de comidas frescas preparadas en las estanterías aumenta. Los clientes tienen pocas opciones hoy en día de comprar productos no preparados, con envase o sin él.

Los comerciantes de alimentos justifican la abundancia de envases plásticos argumentando que así se protege los productos y mejora su durabilidad.

Marcado natural

La compañía de tecnología láser de los Países Bajos, Eosta, trata de introducir en el mercado una alternativa real a los envases plásticos. En marzo de 2018, Eosta recibió el Premio Holandés de Envasado en la categoría de sostenibilidad para su innovador método de “marcado natural”.

Eosta y el supermercado sueco ICA hicieron una prueba para vender frutas y hortalizas ecológicas con marcado natural en el 2016, y sostienen que con esta prueba se sustituyeron millones de envases plásticos.

Según la empresa holandesa, la marca láser no tiene efectos negativos sobre el aspecto, el gusto o la durabilidad del producto. La tecnología es especialmente adecuada para frutas y verduras con una superfície dura, como kiwis, aguacates y pepinos.

Pero hay un problema: en los alimentos pequeños, como por ejemplo la uva, este método no se puede utilizar. Tampoco es aplicable a los cítricos, al menos hoy por hoy, ya que estas frutas pueden reemplazar rápidamente los pigmentos en sus superficies, haciendo que la marca ya no sea visible.

Aplicación limitada

La cadena de supermercados alemana REWE ha lanzado un ensayo que libera los aguacates ecológicos y los boniatos de su envase.

En lugar de etiquetas molestas y pegajosas, el logotipo ecológico se quemó en la capa externa de la piel mediante láser. La fruta marcada sólo está disponible en una cantidad muy limitada hasta ahora.

El portavoz de REWE, Thomas Bonrath, declaró a DW que el método del marcado natural sigue siendo una tecnología interesante para el futuro. Todavía presenta un campo de aplicación limitado y es una técnica que tiene que desarrollarse, añadió.

Sin embargo, qué escogerían los clientes si tuvieran la opción: ¿frutas y hortalizas etiquetadas con un láser o etiquetadas de forma tradicional con adhesivos o envasadas de plástico?

Algunos consumidores escépticos

Un cliente de un supermercado de Bonn dijo que quería estar informado de posibles efectos negativos de la marca láser sobre el gusto o la vida útil del producto. “Prefiero el pepino sin plástico, porque evitar el plástico sería mi mayor objetivo”, dijo a DW.

Pero los consumidores también suelen ser prudentes con el dinero. “Yo miro el precio del producto y no el envase”, dijo otro cliente a DW.

Rolf Buschmann, un experto en envases de BUND (Friends of the Earth de Alemania), considera que el método de marcaje láser es una excelente solución para evitar el uso de materiales contaminantes, como etiquetas adhesivas o envases de plástico. Y no cree que la marca láser sea peligrosa para la salud.

“Muchos de estos alimentos tienen una piel exterior que se puede eliminar si es necesario. En la mayoría de los casos, supongo que el incremento de la temperatura a corto plazo no altera el alimento, ya que sólo se trata de una marca superficial y, en general, las capas más profundas no se ven afectadas”, dijo.

¿Y el precio?

Teniendo en cuenta que el precio es un factor tan decisivo, incluso entre los compradores ecológicos, hay que preguntarse si el marcaje láser afecta al precio de los productos, en comparación con los envases convencionales.

Buschmann dice que los costes de producción no aumentarán en comparación con la producción de etiquetas adhesivas o envases de plástico, de manera que los precios continuarán sin cambios.

Aparte de reducir o evitar el material de embalaje, el marcaje natural también podría contrarrestar los residuos de alimentos. Gracias a la marca láser, los productos ecológicos podrían ofrecerse individualmente, en vez de productos a granel. En el futuro, los clientes de los supermercados podrían comprar sólo lo que realmente necesitan, en vez de ser obligados a escoger unidades de envasado más grandes, que a menudo acaban en la basura.